restaurante
teatro
fundación cultural
artes visuales
talleres
proyectos

historia | prensa | imágenes | contacto

Restaurante

PAN Y ARTE: CALOR DE HOGAR

Nota Glamout.
Nota publicada el 2/3/2010

Pan y Arte: calor de hogar


Desde el corazón de una familia mendocina, Pan y Arte propone comida casera en un ambiente simple, rústico y cálido. Panes del día, pasteles al barro y picadas temáticas, exposiciones de arte, teatro y música en vivo. Un espacio que le hace bien a Buenos Aires.



Hace dos años, una nota aparecida en la edición on-line del New York Times ponía el foco en el barrio de Boedo. Todos los ojos y las crónicas de los grandes medios fueron a ver qué era eso que pasaba para que el diario neoyorquino hablara de un barrio que estaba fuera de los circuitos más fashion de Buenos Aires. Ni San Telmo, ni Palermo, ni Puerto Madero, ni Belgrano. Parecía que era el momento era para Boedo. Sin embargo, todas las crónicas que se hicieron, también mostraban que en ese barrio no había grandes novedades, ni tendencias de vanguardia, ni ningún boom de crecimiento. Boedo se mostraba simplemente de manera honesta: como un barrio tradicional, con vida propia y mucha historia. Había, sí, algunos lugares nuevos y gente joven que se había acercado por sus restaurantes y bares tradicionales (Margot, Martita), su movida tanguera y por algunos teatros y galerías de arte abiertas por jóvenes (por ejemplo, atrajo mucho la obra under "La omisión de la familia Coleman"). Mucha gente elegía entonces salir de los grandes circuitos para buscar reparo en espacios más calmos, con algo de secreto y mucho de auténtico. En el momento de la nota, uno de los lugares destacados era Pan y Arte. Poco ha cambiado Boedo desde los días en que el New York Times lo "encontró", pero entre esos cambios encontramos que Pan y Arte, el lugar que empezó como almacén, se expandió, creció en convocatoria y tiene todo un programa de propuestas artísticas pensadas para todo el año. Quien dice Pan y Arte piensa también en Pan y Teatro, otro lugar del mismo barrio. El vínculo es cierto, ya que aquel lugar fue el primero abierto por la familia Marin ? Moreno. Mendocinos, lo que comenzaron sus padres, han seguido y multiplicado sus hijos, conformando un entramado de lugares que incluyen, con autoría diversa y relaciones varias, a La Prometida, Arevalito, la Providencia, el viejo Masamadre, la galería Mapa Líquido y Pan y Arte. Lugares con un estilo personal que ha sido pionero, ha generado seguidores y ha inspirado muchos otros emprendimientos.

Mendoza y Boedo
En un barrio tan tradicional como Boedo, la propuesta de comida casera regional con opciones vegetarianas y platos balanceados fue una novedad que necesitó un tiempo para ser poco a poco aceptada y elegida por los vecinos. Ayudó la presencia de extranjeros afincados y visitantes ocasionales de otros barrios. En Pan y Arte hoy se ven tanto a las vecinas con el changuito tomando un café a la mañana o llevándose el pan diario como a franceses con su Mac blanca trabajando on-line. La respuesta de la gente ha ido creciendo y el lugar se transformó, ampliando su salón y propuesta, pero sin perder su alma de almacén. Todo se prepara y cocina en el lugar o llega de productores artesanales mendocinos. Hay un gran salón, largo y profundo, agradable tanto para un desayuno nutritivo, almuerzos o cenas, con panes caseros, fiambres artesanales, pizzas de campo, pasteles al barro o pastas hechas a mano. Hay picadas que se pueden compartir (la ´de mi barrio´ viene con albondiguitas, empanaditas, pastelitos, pizzitas, ensalada verde, tomatitos disecados, tabule, pallares en ensalada, quesillo y humus, $48 - $58). Son muy buenas las empanadas de carne hechas al horno ($4,5) y las brusquetas de alcauciles ($20). Hay ensaladas, de zanahorias, alcauciles y aceitunas negras ($22) o tibia de arroz integral con vegetales frescos y salsa de soja ($24), por nombrar dos que marcan el estilo de la propuesta. Varias opciones en milanesas (la campechana lleva cebollas asadas, queso fresco y parmesano, $33), unos buenos vegetales a la masa (mezcla de vegetales frescos y queso envueltos en masa casera, arroz yamaní con terrina de maíz, $35) y un rico pastel típico mendocino (carne, puré de papas, huevo batido, pasas de uvas, azúcar y canela, $40). Hay también pastas caseras, sándwiches y postres, entre los que no se puede dejar de probar el dulce de membrillo que traen directamente de Mendoza.
El lugar tiene un teatro en el que hay espectáculos todo el año, una terraza pronta a habilitarse, exposición de cuadros permanente y propuestas musicales por las noches. Para abril (del 3 al 30) tienen armada toda una programación para su "Vendimia en Boedo", con degustaciones, espectáculos, música, poesía, charlas y brindis. Podés ya asomarte a la programación en su sitio web o ir a conocerlo en persona y enterarte de primera mano, disfrutando de un buen vino mendocino cerca del espíritu de esa tierra.

 

 


« volver

restaurante todos los días a toda hora
4932-4299 | 4957-6702
reservas@panyarte.com.ar
BOEDO 880 C.A.B.A

 

teatro & fundación
4957-6922 | teatro@panyarte.com.ar
BOEDO 876 C.A.B.A

 

facebook resto restaurante
facebook teatro teatro
youtube youtube
Ver mapa ver mapa

by multisitios.net