restaurante
teatro
fundación cultural
festivales
artes visuales
talleres
proyectos

historia | prensa | imágenes | contacto

V O L U P T U O S I D A D

richard sturgeon - emilia de las carreras

pinturas y dibujos


curaduría lucas marín

del 10 de abril al 9 de junio

voluptuosidad


1.
La pintura se ríe de la muerte, es una manera de la voluptuosidad, como un néctar de nuestros fluidos, un magma donde el ojo va a beber para embriagarse nuevamente de los rastros del cuerpo. Y el cuerpo contiene memorias y lleva también el impulso por salirse de sus límites.
La pintura es un cuerpo salido de sí.

2.
La mano acaricia una superficie, la rasga, pinta sobre ella, queda una marca, un gesto como extensión del tacto. El recorrido de cada trazo es la continuidad de una pulsión que se aloja en las entrañas. Luego, el ojo saborea esa materia, depurando el color y la epidermis. Leemos en la pintura de Richard Sturgeon el placer de todo este circuito.
 
3.
Gatúbela en una pose sensual, una exuberante silueta sobre un fondo tropical, dibujos de mujeres con animales cual fetiches. Situaciones de chicas semidesnudas interviniendo fotos encontradas, convirtiendo a la fuerza las escenas, tornándolas voluptuosas. Emilia de las Carreras  se hace un lugar sobre cualquier superficie para la exacerbación del erotismo, tomando estéticas del comic, la cultura popular, la imaginería de la música tropical, el porno. Usurpa lenguajes, cosas y espacios con una mirada irónica sobre los modos de la sensualidad femenina. Adopta el imaginario de una visión masculina trillada y lo trastoca, convirtiendo las imágenes en subversivas e incómodas. Cada silueta se ha posado allí de un modo desenfadado, como burlando al ojo.

4.
Oí una vez en un documental a Francis Bacon hablar de la palabra voluptuosidad como una de sus favoritas. Delacroix se refería a la música como la voluptuosidad de la imaginación, aunque pienso si no es la voluptuosidad su gran tema. En el mismo sentido su contrincante Ingres ¿no perseguía lo mismo en sus figuras femeninas? La subjetividad del color (Delacroix) y la objetividad del dibujo (Ingres) parecen unirse en un mismo plan.

Lujo, calma y voluptuosidad se titula una pintura de Matisse de 1904 que retoma el viejo tema de las bañistas. La idea de las bañistas puede entreverse solapadamente en esta muestra de Richard y Emilia.
En una de las pinturas de Richard podemos percibir una  silueta rosada sumergida hasta la cintura en una especie de fuente de colores, sobre la figura una tachadura amarillo-verdosa parece querer negar esta aparición. En otra de las obras llamada "Lamia? vemos unos pechos apenas sugeridos de este personaje mitológico mitad mujer, mitad serpiente, las curvas serpentinas parecen transformarse en un extraño fluido. La paleta de ambas obras puede pensarse como un desglose de los tonos del brillo del nácar.
Y en el dibujo (rara pieza en su producción reciente) vemos dos provocativas mujeres pero ya no mezcladas en una sustancia líquida, sino ante una parrilla con chorizos y con una suma fragmentaria de objetos como fondo.  

En la serie de obras de Emilia llamada "Ninfas" la mujer se baña en una pileta, las palmeras del fondo y cierto efecto artificioso en la paleta, sugieren la idea de un falso espacio, como si la figura estuviera posando sobre un viejo afiche que representa el cliché de un lugar idílico.   
Las siluetas femeninas de las obras de Emilia (alter egos, tal vez) se sumergen en superficies quietas, como si todas las situaciones fueran falsas y creadas con una doble trampa de sensualidad y burla.

5.
En las bañistas de la historia del arte, parece resonar el eco del mito de Diana y Acteón. El punto de vista se sitúa a la manera de un voyeur, un cazador que sorprende los cuerpos desnudos y esa visión tiene el placer de lo prohibido.
En el caso de las obras aquí presentadas el punto de vista se ha diluido.
En las pinturas de Richard el cuerpo se ha transformado en una suma de fluidos y las cosas en fragmentos ornamentales como vestigios de sus antiguas formas.
En las obras de Emilia el cuerpo aparece como una silueta prestada, tomada de los mundos de la imagen (historia del arte, cine, fotografía y mass media).
Y son las propias imágenes las que se miran entre sí como un juego de espejos.

Voluptuosidad, erotismo de la imagen en el lago de sus reflejos.

 

Lucas Marín
Abril 2013
       

 


 

« volver

restaurante todos los días a toda hora
4932-4299 | 4957-6702
reservas@panyarte.com.ar
BOEDO 880 C.A.B.A

 

teatro & fundación
Teléfono y WhatsApp: 112-286-7477
teatro@panyarte.com.ar
BOEDO 876 C.A.B.A

 

facebook resto restaurante
facebook teatro teatro
youtube youtube
Ver mapa ver mapa

by multisitios.net